0800 222 SALUD (72583)

PREVENÍ EL VIRUS DEL ZIKA

Cuidá tu Salud, Cuidá tu Bebé

 

Si estás embarazada, sabés lo importante que es cuidar tu salud y la de tu bebé. Por eso, recordá estos consejos:

ELIMINÁ LOS CRIADEROS DE MOSQUITOS: la principal medida para cuidarte y cuidar a tu familia es eliminar los criaderos de mosquitos. Es importante hacerlo todas las semanas y cada vez que llueva. Eliminá y limpiá los objetos que acumulen agua en tu casa y alrededores.

EVITÁ LAS PICADURAS: utilizá ropa que cubra brazos y piernas. Aplicate repelentes en aerosol, crema o líquidos en las partes del cuerpo expuestas, renovándolo frecuentemente según la indicación del envase. Utilizá también espirales, pastillas u otros repelentes ambientales. Colocá mosquiteros o telas metálicas en las aberturas de tu casa.

USÁ PRESERVATIVO EN TODAS LAS RELACIONES SEXUALES: el virus zika también se transmite por vía sexual y puede causar daños a tu bebé. Por eso, usá siempre preservativo, incluso con tu pareja. En especial en caso de vivir en una zona donde haya circulación de zika o si viajaron a una zona donde hay presencia del mosquito, aunque no se hayan registrado síntomas de la infección.

SI TENÉS ALGÚN SÍNTOMA, CONSULTÁ AL MÉDICO A LA BREVEDAD. NO TE AUTOMEDIQUES: si tenés sarpullido con picazón; fiebre; dolor de cabeza, especialmente en la zona de los ojos; dolores musculares o articulares; manchas en la piel; náuseas y vómitos, la consulta al médico debe ser inmediata.

 


El virus del zika

¿Qué es?

Es una enfermedad transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite los virus de dengue y la fiebre chikungunya. También se han comprobado casos de transmisión a través de relaciones sexuales.

¿Cómo prevenirte?

Al igual que el dengue y la fiebre chikungunya, las medidas preventivas se centran en la eliminación y el control de los criaderos del mosquito Aedes aegypti. La principal medida tiene que ver con evitar que el mosquito se reproduzca, eliminando y limpiando los elementos que acumulen agua en tu casa y alrededores.

Por otro lado, es importante evitar las picaduras de mosquitos. Utilizá espirales, pastillas u otros repelentes ambientales y ropa de colores claros que cubra brazos y piernas. Aplicate repelentes en aerosol, crema o líquidos en las partes del cuerpo expuestas, renovándolo frecuentemente según la indicación del envase. Colocá mosquiteros o telas metálicas en las aberturas de las viviendas. En bebés menores de dos meses no se recomienda utilizar repelentes. Protegé las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul cuando estén al aire libre y asegurate de que permitan una correcta ventilación.

Además, como se comprobaron casos por transmisión sexual, utilizá siempre preservativo, incluso con tu pareja. En especial en caso de vivir en una zona donde haya circulación de zika o si viajaron a una zona donde hay presencia del mosquito, aunque no se hayan registrado síntomas de la infección.

¿Cuáles son los síntomas?

Suelen presentarse de forma moderada o aguda, después de un periodo de incubación de 3 a 12 días, e incluyen:

  • Erupción pruriginosa (con picazón) y fiebre leve
  • Conjuntivitis no purulenta
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de cuerpo
  • Dolor en articulaciones (principalmente manos y pies)
  • Decaimiento
  • Inflamación de miembros inferiores

Los síntomas duran entre 4 y 7 días. Debido a su similitud con los del dengue y la fiebre chikungunya, puede ser confundida fácilmente con estas enfermedades. La infección también puede cursarse de forma asintomática.

Frente a estos síntomas es importante que no te automediques y que acudas al médico.

No tomes aspirinas, ibuprofeno ni te apliques inyecciones intramusculares porque puede complicarse la enfermedad.

Síndrome congénito por el virus del zika

El síndrome congénito por el virus del Zika es específico de los fetos y bebés infectados con el virus del Zika antes del nacimiento y presenta las siguientes características:

-Microcefalia grave con hundimiento parcial del cráneo. La microcefalia es una malformación congénita en la que la cabeza del bebé es más pequeña que el tamaño normal para la edad y el sexo. Las secuelas neurológicas y los síntomas varían según el alcance de la alteración cerebral.

-Tejido cerebral disminuido con un patrón específico de daño cerebral que incluye calcificaciones subcorticales.

-Daño en la parte posterior del ojo que incluye degeneración macular y cúmulos pigmentarios focales al nivel de la retina.

-Contracturas congénitas como pie equinovaro o artrogriposis

-Hipertonía que restringe el movimiento del cuerpo inmediatamente después del nacimiento

La infección congénita por el virus del Zika también ha sido asociada a otras anormalidades, incluidas, entre otras, atrofia y asimetría cerebral, estructuras cerebrales ausentes o malformaciones, hidrocefalia y trastornos de migración neuronal.

Otras anormalidades incluyen cuero cabelludo excesivo o redundante. Los resultados neurológicos informados incluyen hiperreflexia, irritabilidad, temblores, convulsiones, disfunción del tallo cerebral y disfagia. Las anormalidades oculares informadas incluyen, entre otras, cúmulos pigmentarios focales y atrofia coriorretiniana en la mácula, hipoplasia y atrofia del nervio óptico, excavación del disco óptico, otras lesiones en la retina, colobomas del iris, glaucoma congénito, microftalmia, subluxación de lente, cataratas y calcificaciones intraoculares.

También se lo asoció a otros defectos congénitos y afecciones neurológicas en niños y adultos. En los bebés a los cuales se les diagnostica microcefalia, el tamaño de la cabeza se relaciona con el tamaño subyacente del cerebro. No obstante, estas mediciones no permiten predecir secuelas de largo plazo en forma consistente. Las secuelas neurológicas pueden incluir convulsiones, problemas visuales o auditivos y discapacidades del desarrollo. Los síntomas varían según el alcance de la alteración cerebral.

En este momento los científicos consensuaron que la infección por el virus del Zika durante el embarazo es una de las causas de microcefalia. No sabemos si un recién nacido que contrae la infección por el virus del Zika cerca del momento del nacimiento tendrá microcefalia después del nacimiento. Los bebés pueden padecer microcefalia después del nacimiento si disminuye el ritmo de crecimiento de la cabeza o si la cabeza deja de desarrollarse. No se informó ningún caso de infección por el virus del Zika alrededor del momento del nacimiento que desencadenara microcefalia en bebés.

El Mosquito Aedes aegypti

El Aedes aegypti es un mosquito pequeño, oscuro con rayas blancas en el dorso y en las patas; de hábitos domésticos; y utiliza recipientes con agua limpia para depositar sus huevos.

Si el mosquito está infectado puede transmitir dengue, zika y chikungunya al picar a una persona.

Cualquier recipiente que acumule agua en una casa puede convertirse en un criadero para el mosquito que transmite el dengue, chikungunya y zika. Por eso es importante eliminarlos. El Aedes aegypti elige los interiores y exteriores de las viviendas con lugares frescos y oscuros. La hembra utiliza los recipientes con agua limpia como floreros, botellas, baldes, tambores o cubiertas de automóviles para depositar sus huevos.

Este mosquito también se puede criar en ambientes cerrados como departamentos, oficinas, escuelas, hospitales, etc., a través de los platos que se colocan bajo las macetas, los floreros y las plantas en frascos con agua.

Diariamente hay que vaciar o dar vuelta los objetos que acumulan agua en patios y jardines, cambiar el agua de floreros y bebederos, cepillar y lavar las cámaras de los desagües con frecuencia, tapar los tanques de agua y mantener el pasto corto en los jardines, entre otras acciones de limpieza.